Los pacientes con obesidad mórbida tenían que ser derivados a otros centros sanitarios hasta el año 2010. Sin embargo, ante el incremento progresivo de la demanda asistencial, el hospital puso en marcha un circuito para proporcionar asistencia sanitaria a estos pacientes en su centro de referencia, lo que evitaba los desplazamientos y derivaciones a otros lugares.

Así, en los casos de obesidad mórbida en los que no han sido efectivas las terapias de reducción de peso, estos son derivados por Atención Primaria a este equipo multidisciplinar. Además, se incluyen otras enfermedades vinculadas a una obesidad grave y que podrían mejorar tras perder peso, como la diabetes, la hipertensión y el síndrome de apnea constructiva del sueño, entre otras.

Los profesionales del Servicio de Endocrinología y Nutrición son los encargados de controlar entre 8 y 10 pacientes con obesidad anuales, con una periodicidad quincenal en los 6 primeros meses y mensual a partir del segundo semestre. El objetivo del seguimiento es ofrecer información y formación a los sujetos con sobrepeso sobre cómo reducir peso, prevenir enfermedades asociadas a la obesidad y proporcionar herramientas para mejorar la calidad de vida.

En resumen, los pacientes se benefician de las siguientes medidas:

  1. Reciben recomendaciones para la pérdida de peso.
  2. Se les instruye en conceptos generales sobre alimentación, nutrición y dietética.
  3. Se les recuerda la importancia de modificar los hábitos de vida que han provocado la situación en la que se encuentran.
  4. Se les asesora sobre cómo reducir las conductas sedentarias.
  5. Se les ofrece una visión general sobre la situación a la que se enfrentan (problemas, dolencias, cirugías de obesidad, etc.).

Después de que haya transcurrido un año, se deriva de nuevo a Atención Primaria a los pacientes para que sean controlados otro año más. También es posible incluirles en el Programa de Cirugía de la Obesidad del Área Integrada de Talavera. En este último programa, los endocrinólogos analizan si el paciente cumple con unos criterios clínicos específicos.