En una primera fase, un total de 1.925 médicos de Atención Primaria de las 17 comunidades autónomas reclutaron a 7.940 participantes entre enero de 2006 y enero de 2007; mientras que, en la segunda fase del estudio, que se desarrolló entre febrero de 2010 y abril de 2011, fueron reclutados 5.876 participantes. Todos los participantes fueron encuestados para obtener datos sociodemográficos y socioeconómicos. Asimismo, respondieron a la entrevista Primary Care Evaluation of Mental Disorders.

Los resultados mostraron que la prevalencia de los trastornos mentales, salvo los relacionados con el abuso y dependencia del alcohol y bulimia nerviosa, aumenta significativamente durante la crisis económica en ambos sexos. No obstante, el aumento es mayor en hombres que en mujeres para el diagnóstico de trastorno depresivo mayor.

En cuanto al trastorno de ansiedad generalizada el aumento en hombres fue del 98,9% y de un 71,3% entre las mujeres. El incremento de casos de trastorno multisomatomorfo no especificado también fue mayor entre los hombres y alcanzó el 100% frente al 37% que se produjo entre las mujeres. Los autores del estudio concluyen que la crisis económica afecta de manera diferente la salud de los hombres y las mujeres atendidos en las consultas de Atención Primaria de España.