Las lesiones en costaleros podrían evitarse casi en su totalidad.

Las lesiones en costaleros podrían evitarse casi en su totalidad con una preparación física y un estilo de vida adecuados. Así lo aseguran investigadores de la Universidad de Sevilla y de Huelva, que han estudiado los riesgos de esta población. El estudio ha revelado que este colectivo sufre riesgo cardiovascular por la alta demanda física y falta de preparación. Los resultados se han publicado en International Journal of Environmental Research and Public Health.

“A nadie se le ocurre correr una maratón sin prepararse previamente, o hacerse un pequeño chequeo médico. Pues salir de costalero es algo parecido”, señalan desde la universidad sevillana.

El estudio incluyó a 1500 costaleros de las distintas hermandades sevillanas y un centenar de la Hermandad del Prendimiento de Huelva. En general, percibían su estado de salud como bueno. Sin embargo, las pruebas no revelan un estilo de vida saludable. “Las diferencias entre salud real y percibida provocan que la modificación de los hábitos poco saludables sea más difícil”, señala el profesor Juan Gavala.

Población de riesgo

En el marco de la investigación, se midieron índice de masa corporal (IMC), relación cintura-cadera y nivel de grasa corporal. Además, se sometió a los participantes al test de Ruffier-Dickson y a la prueba Abalakov. El primero permite conocer la resistencia cardiaca al esfuerzo y la capacidad de recuperación. La otra prueba permite medir la fuerza o potencia del tren inferior de los sujetos midiendo la altura de un salto. Es decir, lo que hacen durante la “levantá”.

De acuerdo con los autores, los costaleros están sometidos a una alta demanda física, pero su preparación física es escasa. Esto aumenta el riesgo cardiovascular a medio y largo plazo. De hecho, durante el esfuerzo, la tensión arterial se multiplica por 2. Por otro lado, la capacidad de recuperación cardiaca se ve perjudicada por el aumento del IMC. “Si consideramos el tipo de trabajo que realizan los costaleros y las características que suele presentar esta población, podemos concluir que son un grupo de riesgo cardiovascular”, destaca el investigador.

Cómo evitar lesiones en costaleros

Según los investigadores, el 99,9% de las lesiones en costaleros podrían evitarse. Para ello, es necesario prepararse físicamente, controlar el estilo de vida y someterse a revisiones antes de la Semana Santa. En ese sentido, recomiendan:

  1. Someterse a una revisión médica.
  2. Entrenar de la mano de profesionales de Ciencias del Deporte.
  3. Estirar y movilizar las articulaciones antes de meterse bajo la trabajadera.
  4. Controlar la dieta.

La investigación forma parte de la tesis doctoral El costalero en Huelva. Composición corporal y adecuación al trabajo. La defendió en la Universidad de Huelva José Miguel Robles, profesor adscrito de la Universidad de Sevilla. La han dirigido Juan Gavala, profesor en Sevilla, y José Arenas, en Huelva.