De 185 pacientes con patología psiquiátrica detectada, el 44,2% (IC 95%: 36,7-51,7) fue identificado como pacientes con patología psiquiátrica por su médico de familia. Las patologías mejor identificadas fueron: hipomanía, trastorno distímico, episodio depresivo con síntomas melancólicos y trastorno por angustia. Para la detección de posible patología psiquiátrica, en la sala de espera se utilizaron instrumentos de cribado, el GHQ-28 (punto de corte 6 o superior) y el MULTICAGE CAD-4 (punto de corte 2 o superior).

Los expertos señalan que, como instrumento de identificación de “caso” en la segunda fase, se utilizó la entrevista en los pacientes con puntuación positiva en uno de los instrumentos de cribado y un 20% de los negativos. Por otro lado, cuando los pacientes entraban en la consulta entregaban a su médico una tarjeta con un número de identificación para que, de manera ciega, registrase: presencia de patología psiquiátrica actual según su criterio y existencia, o no, de tratamiento actual con psicofármacos.

La edad de los pacientes fluctuaba entre los 18 y 65 años, todos atendidos en centros de Salud de la zona urbana de Madrid. Según indican los médicos, el estudio se ha basado en un análisis transversal de doble fase. El objetivo del equipo era conocer la capacidad de detección de patología psiquiátrica por el médico de Atención Primaria, comparando la presencia de patología psiquiátrica detectada mediante test validados y la referida por su médico de familia.