Promover un uso responsable de las urgencias es el objetivo que se ha marcado la Comunidad de Madrid. En una nota de prensa, el Gobierno regional recuerda que en casos que no revistan gravedad es recomendable acudir a los servicios de urgencias de Atención Primaria. La Comunidad de Madrid recuerda que cuenta con 78 dispositivos extrahospitalarios repartidos por la región.

El consejero de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero, ha visitado el Servicio de Atención Rural de Boadilla del Monte, donde ha avanzado que su departamento tiene previsto ampliar las urgencias extrahospitalarias con los nuevos centros de salud que se van a construir en Arroyomolinos y Sevilla La Nueva.

El titular de la sanidad madrileña ha destacado que el uso responsable de las urgencias es vital para el buen funcionamiento del sistema. Asimismo, ha subrayado que la atención en las urgencias de los centros de Atención Primaria es más rápida, cercana y logra resolver más de un 90% de los casos sin precisar la derivación a un hospital.

El uso responsable de las urgencias permite descongestionar a los hospitales, ha recordado el consejero. Los Servicios de Atención Rural (SAR) de la Comunidad cuentan con 205 médicos y 179 enfermeros y atienden a cerca de 7.000 pacientes a la semana, según ha detallado la consejería.

Estos centros atienden problemas de salud similares a los que atienden los centros de salud: problemas agudos, traumatismos y emergencias, fundamentalmente. Estos problemas pueden llegar a requerir la activación de dispositivos del SUMMA 112, como las UVI móviles, concluye la consejería.