Un total de 76 laboratorios que atendían a una población de más de 17,5 millones de habitantes enviaron datos sobre el número de pruebas de colesterol, colesterol HDL (cHDL) y triglicéridos solicitadas desde AT en el año 2012, calculando la solicitud anual por 1.000 habitantes y la ratio de solicitud de 2 pruebas relacionadas.

En total, se solicitaron 5,8 millones pruebas de colesterol, 4,5 de cHDL y 5,6 de triglicéridos. El número de pruebas de colesterol, cHDL y triglicéridos solicitados por 1.000 habitantes fue de 106,3 a 550,7, de 20,4 a 417,5 y de 94,0 a 439,2, respectivamente. La ratio de solicitudes de cHDL/colesterol y triglicéridos/colesterol fue de 0,19 a 1 y de 0,54 a 1 respectivamente. El colesterol, el cHDL y los triglicéridos fueron más solicitados en áreas rurales que en urbanas o rurales/urbanas. No se observaron diferencias relacionadas con la comunidad autónoma.

El estudio concluye que, en determinadas áreas, es probable que el colesterol fuera inadecuadamente solicitado por defecto. Esto, según los investigadores, sugiere un potencial riesgo de inadecuado cribado de dislipidemia en la población general e indica la necesidad de diseñar y establecer medidas correctoras.