Pacientes de insuficiencia cardiaca necesitan una mejor atención.

La atención a los pacientes de insuficiencia cardiaca debe mejorar, según la SEMI. Así lo ha declarado la Sociedad Española de Medicina Interna (SEMI) en unas jornadas celebradas los días 4 y 5 de abril. Para mejorar la atención a estos pacientes, la SEMI considera que deben reducirse los ingresos hospitalarios. Esto sería posible con una coordinación real y efectiva de Atención Primaria y los hospitales de día, indica.

Tal y como señala la SEMI, la insuficiencia cardiaca es la principal causa de hospitalización en Medicina Interna. Un 60% de los casos viene acompañado de fibrilación auricular, añade. En España se registraron 128 000 hospitalizaciones por esta causa en 2017. Esto supone un incremento del 30% del número de hospitalizaciones por esta causa en la última década.

La gran mayoría de los pacientes de insuficiencia cardiaca son atendidos en los servicios de Medicina Interna. Por este motivo la SEMI se ha propuesto mejorar la atención que se les ofrece. Durante estas jornadas ha presentado un protocolo de tratamiento durante el ingreso. Asimismo, se ha celebrado una mesa redonda sobre insuficiencia cardiaca con fracción de eyección preservada.

Estos pacientes son un desafío

Según ha destacado José María Cepeda esta reunión ha servido a los profesionales de Medicina Interna como foro de actualización. El coordinador del Grupo de Insuficiencia Cardiaca de la SEMI asegura que en la jornada se han presentado los últimos avances de esta enfermedad. Una de las prioridades de la SEMI es dar respuestas a preguntas sin resolver en este ámbito, ha explicado Cepeda.

Asimismo, durante el encuentro se han revisado los proyectos de investigación que el grupo tiene en marcha. Para los especialistas en Medicina Interna, los pacientes de insuficiencia cardiaca suponen un desafío. El reto, ha añadido Cepeda, son las enfermedades asociadas a esta patología: el envejecimiento y la fragilidad.

Tal y como describe la SEMI, la asistencia a los pacientes de insuficiencia cardiaca es compleja. Es vital evitar las hospitalizaciones. Estos episodios, explica la SEMI, suponen un significativo deterioro en la calidad de vida del paciente. En este sentido, Cepeda ve necesario organizar la asistencia de estos pacientes junto con Atención Primaria. Debe ofrecérseles un sistema de atención inmediata en consulta al inicio de las descompensaciones que sufren, añade.