Los pediatras de AP basan su reclamación en las directrices de las diferentes guías de atención al paciente con asma, tales como la Guía Española de Manejo del Asma (GEMA) o la Global Initiative for Asthma (GINA), de ámbito mundial. Citando estas fuentes, los expertos recuerdan que “los sistemas de inhalación con cámara y mascarilla son los idóneos para la administración del tratamiento de fármacos a los niños menores de 3 años que precisan inhaladores”.

Así lo han reflejado en una carta dirigida a los Servicios de Salud en la que recalcan la importancia de “tener en cuenta que la administración de corticoides y broncodilatadores inhalados constituye la base de manejo farmacológico de la enfermedad asmática, siendo imprescindible la utilización de los dispositivos de inhalación”. No obstante, señala el grupo de AEPap, en la mayoría de comunidades autónomas, estos aparatos siguen sin estar financiados y no se dispensan con receta normal.

Según los datos que la asociación ha presentado en una nota de prensa, “la prevalencia de sibilancias en niños menores de 3 años es muy alta”; tanto es así que, aproximadamente, un 30% de los mismos ha sufrido, al menos, un episodio de estas características. “A esto se añaden los considerables costes derivados del mal control de la enfermedad por un tratamiento poco efectivo debido a la no utilización de los dispositivos adecuados”, lamentan.