Los trastornos de la conducta alimentaria y cómo tratarlos forma parte del proyecto que el Departamento de Salud de Aragón ha puesto en marcha en los centros de salud. El objetivo es mejorar el conocimiento de los médicos de familia sobre cómo abordar estas patologías, indica Salud en una nota de prensa.

Para mejorar la formación sobre el tratamiento de los trastornos de la conducta alimentaria, se ha suscrito un convenio con la Fundación APE. La duración de este acuerdo, firmado por el gerente del Servicio Aragonés de Salud, Javier Marión, será de un año, prorrogable por periodos de igual duración.

La finalidad es mejorar el conocimiento específico de los médicos y enfermeros de Atención Primaria de los centros de salud sobre estas patologías, tanto en su detección precoz como en el abordaje del tratamiento. En una primera fase, la Fundación APE formará a un grupo de voluntarios cualificados (psicólogos, psiquiatras y otros profesionales con experiencia en trastornos de la conducta alimentaria).

Posteriormente, estos voluntarios formarán a su vez a profesionales de Atención Primaria de los centros de salud. Con esta iniciativa se pretende fomentar la detección precoz para poder abordar los trastornos de la conducta alimentaria de forma eficaz y para ello es vital la implicación de los profesionales de Atención Primaria, reconoce el Servicio Aragonés de Salud.

Tal y como ha explicado Maite Zapata, presidenta de la Fundación APE y facultativa especialista en Psiquiatría infanto-juvenil del Hospital Clínico de Zaragoza, “los médicos de Atención Primaria son el primer eslabón para detectar y derivar a los pacientes con trastornos de la conducta alimentaria para que reciban un tratamiento integral”.

Para facilitar la detección precoz es esencial que los médicos de Atención Primaria dispongan de herramientas para reconocer los signos y síntomas de alerta ayudará a una intervención más eficiente, añade la especialista. La Fundación APE, explica Salud, es una entidad sin ánimo de lucro con sede en Zaragoza que trabaja en diferentes áreas para contribuir a la prevención de los trastornos de conducta alimentaria.