Los empleados del mundo de las tecnologías de la información y las personas dedicadas a la construcción ocupan el segundo y tercer puesto en cuanto a los niveles altos de colesterol. En el lado opuesto se encuentran los empleados del sector público y gobierno que son quienes presentan unos niveles adecuados de colesterol, por debajo de los 200 miligramos.

Los responsables del estudio han destacado la importancia de concienciar a la población sobre este problema, porque “el colesterol no duele, pero mata”, ha asegurado el cardiólogo Leopoldo Pérez de la Isla durante la presentación de los resultados. Este especialista ha recordado la importancia de realizar ejercicio físico y mantener una alimentación equilibrada.

Por otro lado, ha reiterado la necesidad de controlar los factores de riesgo y de tener unos hábitos de vida saludable. Esto requiere, según señala, el control riguroso de las principales causas, entre las que han citado la hipercolesterolemia, el tabaquismo, la alimentación y la actividad física.

Otro de los datos que se desprenden de este estudio es que el 81,9% de los trabajadores españoles realiza algún tipo de ejercicio físico. Sin embargo, un 18,1% admite no realizar ninguna actividad física fuera de las horas de trabajo. Entre los deportes favoritos, los autores del estudio han identificado el running y el fitness.

El estrés es otro de los motivos que han identificado los investigadores como la causa principal de los niveles elevados de colesterol en los trabajadores. Según señalan, el 72% de los trabajadores con colesterol alto afirma sufrir un nivel de estrés elevado. Además del estrés, la alimentación es otro factor importante.

Los resultados han mostrado que el 32,4% de los trabajadores con el colesterol alto asegura consumir comida preparada y el 21% reconoce que come delante del ordenador. En cuanto al tiempo, el 55,4% dedica menos de 25 minutos a comer.