El artículo, llamado Enfermedades autoinmunes sistémicas-inflamatorias crónicas del aparato locomotor y tejido conectivo, ha sido dirigido por las investigadoras Rosario López-Pedrera y Nuria Barbarroja. Los resultados del estudio se publican en la revista Translational Research.

Los investigadores del Imibic y del Hospital Universitario Reina Sofía y la Universidad de Córdoba (UCO) seleccionaron una muestra de 20 pacientes con artritis reumatoide para la administración de tocilizumab durante 6 meses. Gracias al fármaco, se reducía la tendencia a la trombosis provocada por dicha enfermedad inflamatoria crónica, así como los cambios moleculares de la inflamación.

Tocilizumab demostró que disminuía el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares, principal causa de morbilidad y mortalidad asociada a estos pacientes, según recuerdan los autores. Se estima que más de 200.000 personas padecen artritis reumatoide en España. Los pacientes con esta patología pueden sufrir incapacidad motora y diversos síntomas sistémicos que no tienen un tratamiento disponible que los reduzca; de ahí la importancia del estudio.

Para que los pacientes estén más informados sobre las actividades más adecuadas a su enfermedad, la Asociación Madrileña de Personas con Artritis (Amapar) impartirá una charla el 11 de septiembre. En ella, se ofrecerán pautas básicas para no provocar daños diarios en las articulaciones. Además, los pacientes podrán compartir sus experiencias y vivencias en relación con su patología. Los interesados ya pueden inscribirse a través de la página web.