El programa dará comienzo en el mes de abril de este año con una serie de vuelos de prueba, según afirma la agencia de noticias Xinhua, aunque la operación de reparto de suministros médicos como tal comenzará, previsiblemente, a finales de 2017.

Tal como ha aclarado el ministro, el proyecto contará con el apoyo del el Centro Nacional para la Salud y Medicina Globales de Japón y, de hecho, el país nipón será el encargado de fabricar “drones de vanguardia” para la causa.

De esta forma, “Zambia desea unirse a otros países africanos como Tanzania y Ruanda, que ya han adoptado el uso de tecnología para el abastecimiento de medicamentos”, resume Chilufya en declaraciones al Servicio de Noticias e Información de Zambia (Zanis).