La Unidad Funcional de Disfagia Orofaríngea (UDOF) del Hospital Príncipe de Asturias en Alcalá de Henares, ha creado menús específicos para pacientes con trastornos de deglución, según informa EFE. Salmorejo, lasaña, pastel de pescado o queso con membrillo son algunos de los alimentos que completarán la dieta de quienes padecen trastornos de deglución; generalmente ancianos, pacientes con traumatismos craneoencefálicos, pacientes oncológicos que han recibido quimioterapia en tumores de cabeza y cuello, y enfermos de párkinson, alzhéimer, ictus o esclerosis.

La mayoría de estos pacientes se enfrenta a menús monótonos, restrictivos, poco atractivos y, generalmente, triturados que generan apatía en el paciente y esta, a su vez, problemas de desnutrición y deshidratación. Si, debido a ello, el paciente empeora, la estancia hospitalaria se alarga y, con ella, aparece un mayor riesgo de infecciones, úlceras por presión, retraso en la cicatrización, etc.

Frente a esta situación, los menús del Hospital Príncipe de Asturias tratan de ofrecer “las mejores condiciones de temperatura, calidad, sabor y presentación”, recoge EFE. Los pacientes con trastornos de deglución reciben platos adaptados, con texturas suaves y “el diseño de una dieta de transición denominada de fácil deglución”. Además, cada menú llega acompañado por una ficha nutricional informativa. Todo ello contribuye a la alimentación de paciente también en el hogar, ya que los familiares pueden aprender trucos que poner en práctica en el momento del alta.

La unidad, en activo desde 2013, está compuesta por los servicios de Endocrinología y Nutrición, Otorrinolaringología, Rehabilitación y Ortopedia, así como por 62 profesionales del servicio de Cocina Hospitalaria. Todos ellos ofrecen 465.179 servicios anuales, basados en un código de dietas que incluye 86 menús diferentes. Según datos del centro, 43.218 de estos servicios son dietas trituradas para pacientes con disfagia y, de estas, 2.766 son menús específicos de fácil deglución. Gracias a un programa de rotación, en los últimos 2 años más de 80 profesionales han conocido de cerca el funcionamiento de esta unidad; la primera con carácter multidisciplinar para trastornos de la deglución de la Comunidad de Madrid.