El estudio se ha basado en el análisis de 317 pacientes con lesión medular, la mayoría varones (68%), con una edad media de 56 años. Los médicos señalan que la primera causa de lesión en la muestra de personas escogidas eran las caídas accidentales en el hogar. El estudio indica que la muestra presentó una distribución homogénea en cuanto al tipo de lesión (completas el 51,6% e incompletas el 48,4%) con un predominio de localización cervical (32,2%). Las caídas de propia altura representaron el 32%, y se relacionaron con mayor edad media y presencia de lesión incompleta. En la población analizada el 76,8% presentaban lesión ósea, y en más de la mitad de ellos  existíauna afectación multinivel.

El estudio ha tenido en cuenta variables sociodemográficas, hospitalarias y clínicas. Los historiales de los pacientes fueron seleccionados al azar entre personas con lesiones medulares en Asturias entre 1932 y 2013. Los médicos comentan que con este trabajo pretenden conocer la incidencia y las características sociodemográficas de los pacientes con lesión medular traumática casuales en Asturias, y que se han hallado un aumento “preocupante” en los accidentes domésticos que producen este traumatismo.

Los médicos indican que el término lesión medular hace referencia a los daños sufridos en la médula espinal a consecuencia de un traumatismo, o de una enfermedad como el cáncer. Tambien subrayan que no existen estimaciones fiables de su prevalencia mundial, pero se calcula que su incidencia mundial anual oscila entre 40 y 80 casos por millón de habitantes. Hasta un 90% de esos casos se deben a causas traumáticas, aunque la proporción de lesiones medulares de origen no traumático parece ir en aumento.