El equipo indica que el uso de las tecnologías de la información ha supuesto una gran revolución en las actividades diarias de los médicos, “como prueba esta aplicación móvil”. Los resultados obtenidos en este estudio muestran que el dispositivo móvil supone un recurso adicional para evaluar los rangos de movilidad articular, aunque debido a los intervalos óptimos de funcionamiento inherentes a estos instrumentos, no es recomendable su uso de forma indistinta durante la misma evaluación de un mismo paciente, según describen los expertos.

Para el estudio, los médicos usaron el mismo goniómetro y teléfono inteligente con la aplicación móvil para medir de manera pasiva y bilateral la flexión y rotación de hombro, y la flexión de codo. Los expertos contaron con 32 sujetos que toleraran el decúbito supino. El estudio indica que se obtuvieron resultados de fiabilidad inter e intraobservadores a través del coeficiente de correlación intraclase (ICC) entre 0,87 y 0,99.

El cambio mínimo detectable se encontró entre 2 y 5 grados, lo que hace que la validez concurrente entre el goniómetro y la aplicación de un ICC=0,88 y de acuerdo con un nivel de concordancia del 95% puede llegar a existir una diferencia de hasta 8° si se usan indistintamente.