“Son muy pocos los pacientes que no salen de nuestras consultas con alguna recomendación de ejercicio físico general o específico, pero el deporte se debe hacer adaptado a cada persona”, señala el especialista.

Desde la sociedad, se anima a la población a aprovechar el verano para practicar ejercicio, pero teniendo en cuenta la edad, condiciones físicas y el tipo de deporte. “La ciudadanía es compulsiva a la hora de realizar ejercicio”, añade Llavona, según el cual la actividad física sin control aumenta el riesgo de lesiones y problemas de salud.

Ante esta realidad, Sermef recomienda ejercicio físico ligero, como la marcha, “ya que aporta los mismos beneficios cardiovasculares que cualquier actividad aeróbica (correr, natación, andar en bicicleta, etc.) y, al no ser tan intensa, puede evitar la generación de nuevas lesiones”.

“La marcha tiene múltiples modalidades e incluso si nuestro estado físico no es ideal en un principio podemos iniciarnos con una marcha nórdica con 2 bastones, que ayuda a repartir del gasto energético de forma mejor”, añaden desde la sociedad, que recuerda que desde las Olimpiadas de Tokio de 1964 se recomienda realizar 10.000 pasos al día.

La tecnología, una aliada

De acuerdo con Llavona, la tecnología se ha convertido en un gran complemento para las personas que realizan ejercicio físico ligero o de mayor intensidad. “Hoy en día existen dispositivos wearables que monitorizan parámetros de la actividad física e incluso tu propio smartphone puede aportar mucha información, registrar y medir la intensidad el tipo de deporte que se realiza. La tecnología ayuda mucho a la realización de ejercicio aeróbico y específico”, subraya el especialista, según el cual el running, el pádel y la natación son ejercicios que pueden causar lesiones.

“El running se ha convertido en una práctica deportiva extendida. Es una actividad saludable desde el punto de visto cardiovascular, pero no está exenta de problemas muscolesqueléticos en cadera, rodilla, tobillo y pie. Aquellos que quieran comenzar a practicarlo deben saber que hay programas para iniciarse que combinan la marcha y la carrera”, explica.

Respecto al pádel, desde Sermef se apunta que se trata de un deporte “agresivo” con “múltiples beneficios, porque se generan muchos cambios de ritmo y explosividad en corto espacio de tiempo”. “Aunque pueda ser practicado por diversas personas en diferentes estados físicos, hay que tener en cuenta que a nivel del hombro o codo las lesiones pueden ser frecuentes en personas que no estén habituadas a realizar actividades de media intensidad”, asegura el especialista.

Por último, el doctor Llavona señala que, “a pesar de que el medio acuático parece menos inofensivo desde el punto de vista lesiones, no está exento de problemas”. “Es importante recomendar la natación solo a aquellas personas que tenga una mínima técnica o vayan a adquirirla bajo supervisión”, concluye.