El Hospital Clínico Universitario de Valencia ha puesto en marcha una unidad multidisciplinar de coordinación de fracturas por fragilidad, conformado por profesionales de Atención Primaria y de los servicios de Cirugía Ortopédica y Traumatología, Reumatología, Rehabilitación, Medicina Interna, Ginecología, Radiología y Farmacia. La unidad espera atender, sobre todo, fracturas de cadera y vertebrales causadas, en su mayoría, por la pérdida de resistencia ósea característica de la osteoporosis.

“La incidencia anual de fractura de cadera en la Comunidad Valenciana se encuentra alrededor de 5,6 casos por 1.000 habitantes mayores de 65 años, una cifra que ha ido incrementándose con el aumento del envejecimiento de la población”, explica José Sanfélix, coordinador de la nueva unidad de fracturas por fragilidad.

Según los resultados del estudio PROA, que menciona Sanfélix, el 16% de los pacientes con fractura de cadera muere en el primer año y, el 53%, en los primeros 3 meses. Tal como refleja el estudio FRAVO, la prevalencia de fractura vertebral por fragilidad en mujeres valencianas mayores de 50 años es de un 20%; una cifra que, en las mayores de 75 años, asciende hasta el 46%. “Solo un 2% de las mujeres con fractura vertebral sabe que la tiene”, advierte Sanfélix en una nota de prensa.

“Una fractura osteoporótica dobla el riesgo de padecer una nueva fractura por fragilidad”, insiste el especialista en Reumatología y Atención Primaria. Esta incidencia -“un problema de Salud Pública con graves consecuencias”, según la Generalitat- ha motivado la creación de la unidad multidisciplinar, cuyo objetivo principal será mejorar la prevención de fracturas secundarias y optimizar la labor de médicos y enfermeros. Para ello, los profesionales que la integran se han planteado una serie de objetivos:

  1. Crear una base de datos de fracturas por fragilidad.
  2. Ofrecer formación específica en fracturas por fragilidad a todos los especialistas implicados.
  3. Mejorar los procedimientos de identificación de pacientes en riesgo de fractura por fragilidad.
  4. Monitorizar datos epidemiológicos y de manejo referentes al diagnóstico, hospitalización y tratamiento farmacológico.