El Colegio de Fisioterapeutas de la Comunitat Valenciana (ICOFCV) denunciará a un centro de formación que ofrece un curso de auxiliar de rehabilitación que "no está reglado" y, por tanto, "carece de validez para poder ejercer posteriormente en el mercado laboral". La entidad colegial asegura que ha corroborado con el Ministerio de Educación y con el Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) la "no validez de determinados cursos de auxiliar de rehabilitación que se anuncian sin ningún tipo de garantías".

Ante esta situación, el ICOFCV ha señalado que su servicio jurídico "trabaja para tomar acciones y denunciar" a este centro de formación. Según explica la organización, la formación "no es oficial, no se puede convalidar y no capacita para ejercer posteriormente, por lo que las academias que la ofertan podrían incurrir en un presunto delito de publicidad engañosa, así como de estafa".

El ICOFCV explica que cuando tuvo conocimiento del curso de ofertado por un conocido centro de formación que ofrece materias y competencias exclusivas del Grado de Fisioterapia, solicitó al Ministerio de Educación información respecto a la oficialidad del mismo. En su respuesta, Educación ha confirmado que dicho curso "no se corresponde con ningún título oficial o curso de especialización de formación profesional, por lo que no es objeto de reconocimiento y convalidación".
 

Información contrastada

El ICOFCV también requirió información al Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE), organismo que ha respondido que esta acción formativa "no se corresponde con el catálogo de especialidades del SEPE y, por lo tanto, no se imparte en el marco del Sistema de Formación Profesional para el Empleo. La respuesta de ambos organismos corrobora que esta formación no es oficial y que no se puede convalidar, carece de validez, no está reglada y, por tanto, no capacita para ejercer posteriormente, tal y como anuncia la academia que lo publicita".

Afirma que, de esta manera, el centro de formación "incurre también en un presunto delito de publicidad engañosa, ya que anuncia que con ese curso se puede trabajar en consultas y clínicas. Estos centros crean expectativas ilusorias a sus futuros alumnos, venden sus cursos enmascarados bajo una falsa legalidad y anuncian que obtendrán una formación y un diploma que les habilitará para ejercer la actividad de auxiliar de rehabilitación", señala el ICOFCV.