El servicio de Rehabilitación del Hospital Universitario Virgen del Rocío ha recibido el primer premio en el 56.º Congreso de la Sociedad Española de Medicina Física y Rehabilitación (SERMEF) por su trabajo sobre la electroestimulación percutánea del nervio tibial posterior como tratamiento de urgencia frente a la incontinencia fecal y urinaria en pacientes derivados de las consultas de Ginecología, Urología y Coloproctología que no responden al tratamiento convencional.

Al mes de poner en práctica esta técnica, el equipo supervisado por la responsable de la unidad de suelo pélvico, la doctora María Oliva González, observó una mejoría en la calidad de vida de los pacientes, así como en los síntomas y su severidad. Al margen de la electroestimulación, los facultativos correlacionaron mejoría en la calidad de vida con otros factores como el ejercicio físico regular o la presencia-ausencia de prolapso.

Según el estudio, los pacientes con incontinencia urinaria de urgencia que practicaban deporte obtenían mejores resultados, así como aquellos que no padecían de prolapso. Mientras, en los pacientes con incontinencia fecal, los resultados eran más positivos cuanta mayor edad, menor tiempo de evolución y ausencia de prolapso. González y su equipo no constataron ningún efecto secundario al tratamiento con electroestimulación.

“La incontinencia fecal y urinaria constituye un problema médico y social importante debido a su prevalencia creciente y al deterioro de la calidad de vida que genera”, justifica el Virgen del Rocío en una nota de prensa. La electroestimulación del nervio tibial posterior supone, por tanto “una nueva opción terapéutica para pacientes que no disponían de un tratamiento eficaz en la actualidad”. Según las estadísticas, el centro recibe cada año unas 260 consultas por incontinencia fecal o urinaria.