Una terapia celular para tratar lesiones medulares traumáticas agudas en los primeros días tras el accidente se está probando en 3 hospitales españoles en el marco del estudio SPINE (SPinal acute Injury Neurosave Evaluation). Se trata de un ensayo de fase 1/2 diseñado para evaluar la eficacia y seguridad del fármaco FAB117-HC en un total de 46 pacientes adultos con lesión traumática aguda dorsal.

Según han informado en un comunicado, la biotecnológica Histocell y la farmacéutica Ferrer han desarrollado dicha terapia celular, que se está probando en el Hospital Universitario Virgen del Rocío de Sevilla, el Hospital Universitario Vall d’Hebron y el Complejo Hospitalario Universitario de La Coruña (CHUAC). Los 3 cuentan con unidades especializadas en tratamiento y rehabilitación del lesionado medular y servicios de neurocirugía avanzada.

“Se trata de un estudio de capital importancia sobre la evolución de la lesión medular en las primeras horas, cuando se pueden conseguir los mejores resultados, ya que pone en marcha un modelo de atención que consiste en actuar de forma precoz sobre el proceso inflamatorio”, ha señalado Miguel Ángel González Viejo, jefe del Servicio de Rehabilitación del Hospital Vall d’Hebron y uno de los investigadores que está evaluando la citada terapia celular.

El hospital sevillano cuenta con una unidad de lesionados medulares de referencia para 4 provincias. En ella se atiende a pacientes complejos con alta dependencia de cuidados y larga estancia que han pasado, en la mayoría de los casos, por una situación disruptiva que afecta tanto al paciente como a su familia. Las caídas en mayores de 65 años, los accidentes de tráfico, los laborales y los deportivos son las causas más comunes de estas lesiones.