El curso de fisioterapia para guitarristas está dirigido por el Toni Cotolí, músico que sufrió una tendinitis aguda y una atrofia de los músculos del brazo derivadas de su trabajo con este tradicional instrumento. Según Cotolí, "las lesiones musculoesqueléticas que sufren los músicos son tan específicas que traumatólogos o fisioterapeutas sin experiencia en atender al colectivo no son capaces de diagnosticarlas y tratarlas".

Hacer calentamientos y estiramientos, mantener una buena postura de las muñecas alineadas con los antebrazos, tocar con la máxima relajación corporal y percepción muscular o fortalecer la musculatura especifica que se usa para tocar son algunos de los consejos que hacen los expertos en la fisioterpia para guitarristas.

El chileno Leonardo Muñoz, músico profesional desde hace 2 décadas y profesor de guitarra, repite por tercera vez como alumno del curso. "Las versiones anteriores me han hecho entender que no hay necesidad de forzar el cuerpo con una técnica extremadamente rígida para tocar el instrumento, me han aportado una serie de herramientas para mi práctica diaria y me han dado una visión más integral para abordar mis propias problemáticas y las de mis alumnos", explica.

El curso cuenta con la intervención de profesionales de la especialización y de médicos rehabilitadores. Los expertos indican que tratamientos con ultrasonidos, la laserterapia y la magnetoterapia pueden ser útiles para la recuperación de esta lesión. La tendinitis es un inflamación de los tendones de la muñeca que puede provocar la inmovilización del músico durante meses, e incluso, en casos graves, necesitar cirugía.