La comparativa se ha realizado mediante el test de Schober. Según afirman los investigadores, el test de Schober parece ser más fiable y preciso que la prueba sit and reach para estudios de este tipo. Sin embargo, el estudio subraya que el vendaje neuromuscular consigue una mayor flexión global del tronco según la prueba sit-and-reach.

Los médicos destacan que el vendaje neuromuscular es una técnica que produce una estimulación muy selectiva sobre la piel. Este método se lleva a cabo a través de la aplicación de unas vendas elásticas especiales con el fin de lograr cambios propioceptivos, aumento o inhibición del tono muscular y mitigación de algias, entre otros. 

El estudio se ha basado en un análisis triple ciego. Los investigadores explican que se distribuyeron aleatoriamente 45 sujetos sanos de 20 a 55 años en 3 grupos:

  1. Grupo tratado con esparadrapo convencional.
  2. Grupo tratado con Omniplaste®-E.
  3. Grupo tratado con vendaje neuromuscular.

En todos los participantes se evaluó la flexión del raquis lumbar mediante la prueba sit and reach y el test de Schober con el mismo protocolo. De esta manera, los expertos indican que obtuvieron un incremento estadísticamente significativo de la flexión lumbar en todos los grupos según la prueba sit and reach, que fue mayor en el grupo del vendaje neuromuscular.

El estudio muestra que según el test de Schober, solamente el vendaje neuromuscular se mostró más eficiente, ya que incrementó el valor basal en un 6,25% más que los otros métodos.