Un proyecto llamado “Atención integral para personas con fibrosis quística y familias”, dirigido AAFQ, pretende promocionar la autonomía de los afectados por esta enfermedad neumológica. Con el programa, se prevé alcanzar a 65 personas con fibrosis quística y a 225 pacientes de modo indirecto.

La Confederación Española de Personas con Discapacidad Física y Orgánica (Cocemfe) gestiona este proyecto para la mejor atención de la fibrosis quística. También proporciona asesoramiento, y realiza un seguimiento de la subvención destinada a promover la autonomía e independencia del paciente.

Para llevar a cabo este asesoramiento, se están impartiendo sesiones de fisioterapia respiratoria para que los afectados por fibrosis quística aprendan técnicas respiratorias para drenar y expulsar secreciones. Así se evitan infecciones pulmonares, obstrucciones o infecciones.

“La fisioterapia respiratoria es muy beneficiosa, ya que con ella se mejoran patrones ventilatorios, se trabaja la musculatura respiratoria y se mejora la capacidad pulmonar; todo ello llevado a cabo por una fisioterapeuta especializada en el campo de respiratorio”, declaró José Antonio Hernández Olivan, presidente de la AAFQ.

Este proyecto para la fibrosis quística incorpora talleres formativos que mejoran el cuidado personal del paciente, ayudan a asumir la enfermedad y a conseguir habilidades sociales. Todos estos aspectos, dicen desde la asociación, mejorarán la calidad de vida de los pacientes con fibrosis quística.