En la firma del convenio han estado presentes el rector de la Universidad de Extremadura, Segundo Píriz; el presidente de la fundación, José Antonio Lagar; y el investigador y coordinador del proyecto, Blas Vinagre. “Hay 2 grupos que trabajan en lo que se ha llamado ingeniería biomédica, uno de ingeniería mecánica y otro de control, que se basa en los mecanismos, la robótica, la visión por computador y un simulador de realidad virtual, explica Vinagre".

Respecto al simulador, el investigador ha indicado que es el único de España con una plataforma que permite 6 grados de libertad para el movimiento y que lleva unos rodillos para que se puedan subir personas en silla de ruedas. Asimismo, hay otros proyectos para ayudar la marcha de lesionados medulares para que, al menos, puedan caminar con muletas.

Por su parte, el presidente de la Fundación Primera Fila ha afirmado que llevan 8 años de trabajo con personas en riesgo de exclusión y que con este convenio con UEX se va a conseguir que la universidad cuente con pacientes reales en las prácticas. "Lo que pretendemos es que el trabajo específico que ellos realizan puedan desarrollarlo con nuestros tratamientos intensivos en pacientes niños y jóvenes con lesiones cerebrales", ha agregado.

A su juicio, el objetivo es que este proyecto se pueda plasmar en un programa que pueda conseguir fondos europeos. El rector de la UEX ha manifestado que la firma del convenio es un paso "importante" puesto que demuestra que la universidad está receptiva a lo que necesita la sociedad y que "las puertas de la universidad están abiertas a todo el mundo, para cualquier colectivo, empresa o particular".