Según informa la agencia EFE, el centro canario atendió en 2016 a 67 pacientes con lesión medular. La media de edad fue de 55, una cifra que ha aumentado desde los 38 años en los 16 años de existencia de la unidad de lesionados medulares. Esto, aseguran desde el hospital, se debe a que cada vez hay más lesiones medulares en mayores de 60 por caídas.

De hecho, las caídas son la causa de las lesiones medulares del 67,6% de los pacientes, seguidas de los accidentes de tráfico (23,5%).

“Parece evidente que las campañas de prevención de la lesión medular precisan de un enfoque más amplio que abarque a las caídas, principalmente en la gente mayor”, ha señalado el jefe de la Unidad de Lesionados Medulares del Hospital Insular de Gran Canaria, José Luis Méndez, según el cual tampoco no se debe “bajar la guardia en materia de seguridad en la carretera”.

Para prevenir las lesiones medulares por caídas, el Hospital Insular de Gran Canaria aconseja, entre otras medidas, mejorar la condición física, aumentar la seguridad en el domicilio, realizar revisiones médicas regulares, cuidar la alimentación y llevar un calzado adecuado y ayudas ortopédicas.