Los autores han trabajado en el desarrollo de un método para incrementar la adhesión al ejercicio físico en estos pacientes: el juego a través de dispositivos de realidad virtual con sensores de movimiento. “El aspecto lúdico del juego ha ayudado a que los pacientes se enganchen con mayor facilidad al ejercicio, registrándose mejoras en su movilidad”, según señalan los autores del estudio.

La investigación, que forma parte de la tesis doctoral de Borja Pérez Domínguez, ha sido dirigida por la profesora del grado en Fisioterapia del CEU-UCH, Eva Segura Ortí, quien implantó el primer programa de ejercicio durante la hemodiálisis en España, en el Hospital General de Valencia, en el año 2005.

Este último estudio forma parte de una de las líneas de investigación del grupo Fisioterapia en la mejora de la calidad de vida del CEU-UCH, cuya investigadora principal es la doctora Segura. En esta ocasión, la investigación se ha realizado sobre pacientes de la Unidad de Hemodiálisis del Hospital de Manises (Valencia), todos ellos con más de 3 meses en tratamiento de hemodiálisis y una condición médica estable para la realización del ejercicio, con la colaboración del personal de Enfermería y Fisioterapia del Hospital.

Según destaca Borja Pérez Domínguez, doctor por el CEU-UCH, el objetivo del estudio ha sido comparar por primera vez un programa de entrenamiento intradiálisis mediante realidad virtual con un programa de entrenamiento intradiálisis convencional, durante un mes, para determinar su eficacia sobre la capacidad funcional y también sobre la adherencia al ejercicio de personas en hemodiálisis.