Esta investigación sobre el uso de la música en terapias de rehabilitación ha sido aprobada por el Comité Ético de Investigación Científica (CEIC) del Hospital 12 de Octubre, ya está iniciada en los servicios de Medicina Intensiva, Neonatología y Rehabilitación de este centro hospitalario, y se pretende ampliar a Neurología, Hematología y Cardiología.

La Fundación SGAE también participa en la implementación de la música en la rehabilitación. El director de Música en Vena, Juan Alberto García, ha señalado la importancia de "humanizar la sanidad" mediante música, como hace su asociación desde hace 5 años en diversos hospitales de Madrid, con más de 1.600 conciertos y 32.000 pacientes beneficiados”.

“La música en terapias de rehabilitación es útil y cura", asegura García, quien señala que las pulsaciones de un paciente en cuidados intensivos se estabilizan al escuchar una partitura de Bach de un músico que toca en directo. O un bebé neonato se agarra al pecho de su madre por primera vez y empieza a alimentarse al escuchar una nana flamenca susurrada al oído.

"La música tiene sentido en los protocolos sanitarios, pues mejora la recuperación de todo tipo de pacientes", señala el director. Uno de los impulsores de este proyecto que incluye la música en las terapias de rehabilitación, el neurólogo y compositor Yerko Ivánovic, ha explicado que el objetivo del mismo es demostrar mediante la "evidencia científica" que la música puede ser "un medicamento más" para aplicar en los tratamientos de los pacientes.