Esta jornada ha abordado temáticas como la magnitud y evaluación de la enfermedad traumática aguda o su manejo en el medio extrahospitalario como, por ejemplo, el traslado interhospitalario en helicóptero. Las escalas de gravedad y triaje, la organización e impacto de los equipos de trauma y su atención con múltiples víctimas han sido algunos temas de debate del primer día.

El segundo día de jornada ha estado protagonizado por la reanimación del paciente en shock, como la reposición de volemia y los objetivos de resucitación, o la actuación ante pelvis inestable y su papel en la radiología intervencionista. Por otra parte, se ha expuesto la actualización de las guías europeas del tratamiento del sangrado y la copagulopatía en trauma grave del 2016, y su corrección con agentes hemoderivados y prohemostáticos en el shock hemorrágico.

La importancia de un registro nacional de trauma (RETRAUCI) ha sido otro de los temas incluidos en el programa. La monitorización multimodal en el traumatismo craneoencefálico grave, el tratamiento en las alteraciones del metabolismo del sodio o las indicaciones quirúrgicas en la cranectomía descompresiva, también han tenido protagonismo durante la jornada, junto con el neurointensivismo.

En la jornada han participado ponentes del Hospital 12 de Octubre de Madrid (como Emilio Alted López, Ismael Auñón Martín o Mario Chico Fernández), del Hospital Universitario Marqués de Valdecilla de Santander (María Ángeles Ballesteros Sanz), del Hospital Virgen del Rocío de Sevilla, (José María Dominguez Roldán) o del Hospital Río Hortega de Valladolid (Pedro Enríquez Giraudo).