Según ha informado Mayo Clinic, el gastroenterólogo del centro Alberto Rubio Tapia ha sido el encargado de dirigir esta investigación, en el marco de la cual se realizó un seguimiento a más de 230 pacientes de 53 años de media de Estados Unidos, Europa y América del Sur. El 64% de ellos eran mujeres.

A lo largo de los 5 años de seguimiento, 51 pacientes (el 22%) fallecieron; la enfermedad celiaca fue mencionada como la causa más común de muerte. En el cálculo de la mortalidad a 5 años, se consideraron variables como la edad del paciente al diagnóstico, los niveles séricos de la proteína albúmina y la presencia de determinados linfocitos anormales.

“La enfermedad celiaca se caracteriza por el daño intestinal inducido por la ingestión de gluten que ocurre en las personas susceptibles. La dieta sin gluten es una terapia eficaz para la mayoría de los pacientes”, afirma el estudio, en el que han participado pacientes de un total de 7 centros.

El gluten es una proteína que está presente en los cereales comunes, tales como el trigo, el centeno y la cebada. Tiene la capacidad de producir una reacción que daña el revestimiento del intestino delgado en quienes padecen de la enfermedad celiaca.

Tras dejar de consumir gluten, hay un pequeño porcentaje de pacientes que siguen presentando síntomas entre moderados y graves; en esos casos, es importante establecer un valor basal para el riesgo de mortalidad para ayudar a manejar su atención médica. Ese era el objetivo de la investigación.