Durante los 3 primeros meses, 147 pacientes críticos y 95 profesionales sanitarios han conseguido reducir el tiempo dedicado a la gestión de datos, aspecto clave en las unidades de cuidados intensivos. Esta optimización se ha realizado mediante el uso de 156 dispositivos diferentes, tales como monitores, ventiladores y bombas de infusión.

Las herramientas han sido integradas en una interfaz única e intuitiva para incrementar la precisión en la captura de datos del paciente. Tras esta primera fase de pruebas, los responsables optimizarán los algoritmos predictivos a través de los datos de monitorización de los pacientes con el objetivo de aumentar la precisión del sistema.

Además, se desarrollará un sistema de alertas móvil que permitirá al personal de salud conocer si sus pacientes están en peligro. Todas estas facilidades, sin embargo, pueden no tener éxito en un principio, ya que el éxito de la implantación de tecnologías en el sector médico es su adopción por parte de los usuarios, tal y como describen los responsables del proyecto.

“La transformación digital es un aspecto clave para cualquier institución o empresa, y los hospitales no son una excepción. Intervenir a tiempo puede ser imprescindible para salvar vidas en una unidad de cuidados intensivos. Mediante ehCOS SmartICU, queremos ofrecer a los profesionales sanitarios la capacidad de reaccionar ante complicaciones y urgencias”, explica Eduardo Vigil, director médico en Everis e investigador del proyecto,

La suite se desarrolla a partir de la tecnología “EXTREME compliance" (Extract, Transmit, Exchange, Move and Embed), y la filosofía “LEGO” modular”. Para conocer más información acerca de ehCOS SmartICU se puede visualizar su contenido explicativo audiovisual en Youtube.