La HIV se produce hasta en un 40% de los pacientes con hemorragia parenquimatosa cerebral y en el 15% de hemorragia subaracnoidea (entre la aracnoides y piamadre). La administración intraventricular del rtPA está vinculada a una depuración más rápida de la hemorragia.

El rtPA es una proteína sérica segregada por el endotelio vascular tras sufrir una lesión, y cuya función es convertir el plasminógeno en plasmina (principal enzima encargada de la disolución de coágulos). El rtPA se administra en el tratamiento de enfermedades que originan coágulos, como el embolismo pulmonar, el infarto de miocardio y accidentes cerebrovasculares.

Para conocer los efectos del rtPA, los investigadores administraron fibrinólisis intraventricular. El seguimiento realizado a lo largo de 3 meses mostró que la mitad de los pacientes tratados con fibrinólisis intraventricular tenían mejores resultados en la escala de Rankin modificada, a pesar de que 2 pacientes fallecieron.

En los resultados se muestra que el tratamiento fibrinolítico, administrado a pacientes con VIH produce una depuración más rápida del volumen del sangrado ventricular, en la resolución de la hidrocefalia y, por tanto, disminuye la necesidad de derivación ventriculoperitoneal.  Los investigadores explican que “en nuestro trabajo se encontró un resultado favorable para la mitad de los pacientes, similar a lo presentado en otros trabajos anteriores”.