Según informa Philips en una nota, el ensayo plantea un “considerable incremento del porcentaje de equipos con más de diez años, junto con el descenso de los equipos de menos de cinco años a prácticamente la mitad”. Así, por ejemplo, en el caso de la tomografía computarizada (TC), el perfil tecnológico “no se ajusta a las recomendaciones” de Cocir (Coordination Commitee of the Radiological, Electromedical and Healthcare IT Industry).

Respecto a la resonancia magnética, España ocupa el último lugar dentro de los 34 países europeos que tienen documentada su base instalada. Por su parte, en lo referente a ecografía, según el informe de Fenin, los datos acreditan que 1 de cada 3 ecógrafos que actualmente están en funcionamiento en los centros sanitarios está obsoleto.

Este asunto es uno de los que se han abordado en el Lunch Simposio organizado por Philips en el marco del congreso nacional de la Sociedad Española de Medicina Intensiva, Crítica y Unidades Coronarias (Semicyuc), que se celebra estos días en Valencia. La seguridad del paciente y la humanización de los cuidados intensivos también se han tratado.