En la actualidad, NPO produce sistemas de cohete de lanzamiento múltiple. Con esta iniciativa se abre paso en el campo de la terapia y el diagnóstico móvil en situaciones de conflicto o afectadas por desastres. Por el momento, la empresa rusa ha diseñado los prototipos que serán sometidos a ensayos clínicos para comenzar la producción en 2017.

El sistema Ángel está diseñado para ayudar a las víctimas durante las etapas de evacuación en situaciones de emergencia. Asimismo, los responsables de su desarrollo pretenden que sirva como herramienta terapéutica a la hora de prestar cuidados intensivos, así como en el transporte de los pacientes.

Este dispositivo, señala la agencia TASS, permite el diagnóstico y el seguimiento del paciente 24 horas al día con la posibilidad de emitir una alerta de emergencia en los casos en los que sea necesaria la intervención de personal médico.