El paciente hemofílico dispone ya de un gabinete de salud articular en el Hospital Vall d’Hebron de Barcelona. Según señala la agencia EFE, el hospital barcelonés ha creado un gabinete de salud articular para las personas afectadas por esta patología caracterizada por la deficiencia en la coagulación de la sangre.

La jefa de la Unidad de Hemofilia del Vall d’Hebron, Amparo Santamaría, ha explicado a EFE que, además de este gabinete de salud articular, los pacientes cuentan con un programa de consejo genético. Ya se atienden algunos casos excepcionales de mujeres que padecen esta enfermedad en diferentes grados, no solo como portadoras, añade.

Según recuerda el Hospital Vall d’Hebron, la hemofilia es una enfermedad poco común, congénito y crónico, que afecta a una de cada 10.000 personas en España, fundamentalmente hombres, y que se caracteriza por una deficiencia en la coagulación de la sangre. Esta patología hematológica puede ocasionar complicaciones como inflamación articular, sangrado en la cabeza y dolor a causa de las hemorragias.

Este gabinete de salud articular está integrado dentro de la unidad de hemofilia, formada por un equipo de profesionales multidisciplinar. El objetivo, explica EFE, es poder garantizar una atención integral y continuada durante 24 horas al paciente con hemofilia y su familia. El gabinete de salud articular está orientado a prevenir, mediante el control periódico de ejercicios, las articulaciones de los menores afectados por hemofilia.

Tal y como detalla la jefa de la unidad de hemofilia, las hemorragias en las articulaciones y en los músculos pueden ser peligrosas porque producen daños que determinan una pérdida progresiva de la función de estas estructuras, por lo que es esencial mantener saludables las articulaciones desde una edad temprana.

Amparo Santamaría ha resumido que “hoy en día es la calidad de vida de los enfermos la que nos preocupa”. Por este motivo, ha concluido, se ha creado el gabinete de salud articular y se pondrán en marcha los estudios sobre nuevos tratamientos con terapia genética que el hospital barcelonés prevé iniciar el próximo año.