El VIH y las infecciones de transmisión sexual (ITS) “no son cosa del pasado”, advierte el consejero de Salud del Gobierno Vasco, Jon Darpón. Durante la presentación de los avances logrados en 2017 por el Plan del Sida e Infecciones de Transmisión Sexual, el consejero ha asegurado que “los datos globales se van moderando, pero las cifras siguen siendo escalofriantes”, motivo por el cual ha llamado a la sociedad a “huir del alarmismo, pero mantenerse alerta” frente a las ITS y el VIH.

Según el informe del Gobierno Vasco, en 2017 esta autonomía registró 133 nuevos diagnósticos de VIH, 25 menos que en el año 2016. Estas cifras se traducen en una tasa de 6,13 nuevos casos por cada 100.000 habitantes en 2017 y de 7,3 casos por cada 100.000 habitantes en 2016. Tal como se refleja en la memoria del Plan del Sida e ITS, el 75,9% de las nuevas infecciones se producen en hombres de unos 36,8 años en el momento del diagnóstico.

El 55,6% de las nuevas transmisiones de VIH por vía sexual se produce entre hombres, mientras las relaciones heterosexuales suman el 38,3% de los nuevos contagios. De todas estas cifras, Darpón ha destacado el hecho de que el 45,9% de las infecciones se diagnostica de forma tardía, cuando el sistema inmunitario está ya demasiado afectado. En un esfuerzo por evitar el diagnóstico tardío, en 2017 Consejería dio un impulso a los test rápidos de VIH.

El año pasado, 50 farmacias vascas realizaron 2.636 test, de los cuales 16 (el 0,6%) resultaron positivos. Además de esta iniciativa, la memoria recoge otras acciones llevadas a cabo por la Consejería, como los programas de prevención en centros escolares y penitenciarios, una consulta online donde resolver de forma anónima dudas sobre prácticas de riesgo o la actividad de una unidad funcional dedicada exclusivamente al VIH y 3 consultas específicas de ITS.

Los datos recogidos en estas últimas evidencian un aumento en los casos de sífilis y gonococia; que han pasado de 101 y 179, respectivamente, en 2016, a 128 y 210 en 2017. La memoria incluye también las cifras recogidas durante las campañas de prevención de intercambio de jeringuillas: entre farmacias y ONG, el año pasado se repartieron 116.867 jeringuillas. “Sin la labor de sensibilización y prevención, de las ONG sería muy difícil el acceso a colectivos especialmente vulnerables”, agradece Darpón, quien mantendrá la subvención de 300.000 euros anuales a estos organismos.