El 38º. Congreso Nacional de la Sociedad Española de Medicina Interna (SEMI) llega a su final tras 3 días en los que se han celebrado más de 80 ponencias, además de talleres formativos y sesiones de muestra de pósteres. Más de 2.000 personas especialistas de Medicina Interna han asistido a la edición celebrada en Madrid que ha contado con conferencias como la actualización sobre los nuevos anticoagulantes en la enfermedad tromboembólica venosa (ETV), o la mesa redonda sobre las controversias entre la insuficiencia cardiaca y la fibrilación auricular.

“El congreso de este año ha ofrecido ponencias de mucha calidad ofrecidas por médicos con amplia experiencia. Este tipo de eventos ayudan al profesional sanitario a estar actualizado sobre los avances en Medicina Interna, algo imprescindible en esta profesión”, opina Cristina Molache, residente de Medicina Interna.

El programa de conferencias de este año ha propuesto temas que “aunque parezcan algo alejados de la práctica de la Medicina Interna, influyen en el cuidado sanitario de la población”, explican desde la organización del evento. El congreso ha contado con charlas sobre el cambio climático, la influencia de la genética y del consejo genético en la medicina actual, el conocimiento de la microbiota en diversas situaciones y la aplicación de nuevas tecnologías, como la explotación del big data en sanidad.

Como novedad, la organización ha señalado la celebración de mesas redondas donde médicos y pacientes han debatido “cara a cara”.

“Ha habido mucha participación y mucha variedad de temas. Considero que este congreso es un punto de encuentro para profesionales de Medicina Interna donde hemos podido compartir nuestras experiencias y ponernos al día con temas que no ves en tu trabajo diario”, opina el doctor Francisco Nuñoz, internista del Hospital Mollet, cerca de Barcelona.