El síndrome pospolio podría afectar a más de 30.000 personas en España, de acuerdo con la Asociación de Polio y Pospolio de la Comunidad Valenciana (APIPCV), que ha organizado esta semana unas jornadas informativas sobre la poliomelitis y sus consecuencias coincidiendo con la celebración, este miércoles 24 de octubre, del Día Mundial de la Lucha contra la Poliomelitis.

Tal y como recoge la agencia EFE, la polio o poliomelitis es una patología infecciosa que puede llegar al sistema nervioso y provocar secuelas discapacitantes. Los afectados pueden no presentar síntomas en un principio, pero con el paso del tiempo es posible que desarrollen secuelas, como el síndrome pospolio, una pérdida del nivel funcional que aparece en personas de 40 o 50 años que padecieron polio de parálisis infantil.

En España podría haber más de 30.000 personas afectadas por síndrome pospolio, ya que entre el 20 y el 80% de los pacientes de polio acaban desarrollando dicho síndrome como consecuencia de una enfermedad que en España fue erradicada casi una década más tarde que países como Estados Unidos. En la actualidad, se considera una enfermedad erradicada en Europa gracias a la vacunación.

Aprovechando la celebración del Día Mundial, la asociación mencionada ha programado para esta semana una serie de actividades para conmemorar la fecha y debatir sobre la enfermedad y sus consecuencias. En concreto, van a instalarse una serie de mesas informativas, además de celebrar este miércoles la jornada La polio y síndrome pospolio: una realidad, en la sede de la Fundación Universidad-Empresa Adeit.

La presidenta de APIPCV, Teresa Salort, presidirá el acto inaugural junto a la directora del Departamento de Fisioterapia de la Universidad CEU Cardenal Herrera, María Dolores Arguisuelas, y la psicóloga de COFEMCE-Valencia, Ana Estèvez. Por su parte, Juan Antonio Rodríguez-Sánchez, de la Universidad de Salamanca, hablará sobre la poliomelitis y el síndrome pospolio en la península ibérica. La clausura correrá a cargo del director de Gestión Sanitaria de la Generalitat valenciana, Carlos Fluixá.