Los Centers for Disease Control and Prevention (CDC) de Estados Unidos han recomendado el uso de preservativos hasta 6 meses después de la infección para evitar la transmisión sexual. Sin embargo, según señalan los autores, la mayoría de estudios publicados sobre este tema se han basado en una única muestra de semen de un paciente infectado con zika y pocos han incluido el seguimiento de varios pacientes desde la aparición de los síntomas hasta que el virus desaparece del semen.

Según dicha investigación, el zika solo podría durar un mes en el semen. Para llegar a estas conclusiones, el estudio reclutó a 12 hombres de la Guayana Francesa. 4 de los hombres nunca tuvieron el zika detectable en semen. 1 de ellos excretó el virus Zika en el semen durante al menos 3 días y 7 tuvieron el zika presente en el semen durante al menos un mes.

La duración máxima de la detección del zika en el semen fue de 45 días. “Estos datos sugieren que no todos los hombres que están sintomáticamente infectados con zika tendrán el ARN del virus detectable en el semen”, aseguran los autores. Además, según señalan, la duración media de la detección del ARN fue de 26 días, un periodo mucho más corto de lo que se había hablado anteriormente.

Los científicos no encontraron una correlación significativa entre una mayor carga viral del zika en el semen y una mayor carga en suero, lo que sugiere que la replicación del zika se produce en los testículos o en las glándulas seminales, tal y como ya se había informado anteriormente. La presencia del ARN del zika en el semen a través de RT-PCR no indica si el virus es viable o si se ha producido un desprendimiento del ácido nucleico.