Enfermedad inflamatoria intestinal

El grupo de investigación dirigido por el doctor Felipe Pimentel-Muiños, del Centro de Investigación del Cáncer de Salamanca (CIC), ha desvelado un mecanismo que previene la enfermedad inflamatoria intestinal en un trabajo publicado en la revista Nature Communications. Según informa el CIC en un comunicado recogido en la agencia EFE, la enfermedad inflamatoria intestinal es una patología grave. Surge de la incidencia de factores ambientales sobre individuos genéticamente susceptibles.

Cada año se diagnostican en España alrededor de 5000 nuevos casos, según este centro especializado. La investigación demuestra que 2 proteínas no relacionadas, una implicada en la regulación de la autofagia celular y otra que participa en el control de las reacciones inflamatorias. “Interaccionan físicamente entre sí y regulan sus niveles de expresión y propiedades funcionales”.

«El laboratorio ha profundizado en las consecuencias de esta interacción. Concluye que la unión entre las 2 proteínas controla sus respectivos niveles de expresión y capacidad para regular fenómenos celulares importantes como la autofagia celular, las vías de señalización inflamatoria o la susceptibilidad de las células epiteliales a la muerte celular», señala el CIC.

Por su parte, el doctor Felipe Pimentel-Muiños recuerda que el objetivo global es el de «identificar el catálogo completo». En concreto de los mecanismos moleculares que controlan la homeostasis del epitelio intestinal. Su disfunción favorece la susceptibilidad a la enfermedad inflamatoria intestinal». También destaca que “solo del conocimiento profundo de estos mecanismos se podrán derivar aproximaciones terapéuticas efectivas capaces de prevenir y curar estas enfermedades”.