Conocer el riesgo de ictus tras una endarterectomía o después de colocar un estent es el objetivo de un estudio internacional publicado en PubMed. Tal y como afirman los autores de la investigación, el riesgo de accidente cerebrovascular asociado con reestenosis de la arteria carótida tras la colocación de un estent o la endarterectomía no está claro.

El objetivo de los investigadores es comparar el riesgo a largo plazo de reestenosis de estos tratamientos e investigar si la reestenosis causa ictus en un análisis secundario del estudio International Carotid Stenting Study (ICSS). Para poner en marcha la investigación los autores del estudio se basaron en el estudio ICSS, un ensayo aleatorizado de grupos paralelos en 50 centros de atención terciaria de Europa, Australia, Nueva Zelanda y Canadá.

En este ensayo participaron pacientes de 40 años o más con estenosis carotídea sintomática. En función del nivel de estenosis se asignaba aleatoriamente a los pacientes para la colocación de un estent o para someterse a una endartectomía, indica el estudio. Por otro lado, se llevó a cabo un seguimiento de los pacientes al inicio del estudio, 30 días después del tratamiento, 6 meses después de la asignación al azar y luego cada año durante 10 años.

Para conocer el riesgo de ictus tras una endarterectomía el estudio reclutó a 1.713 pacientes, que fueron asignados al tratamiento de forma aleatoria: 855 se sometieron a la colocación de un estent y 858 fueron intervenidos mediante una endartectomía. Los resultados mostraron que 274 pacientes sufrieron una reestenosis moderada tras habérseles colocado la endoprótesis. En el caso de los pacientes a los que se les había practicado una endartectomía, la reestenosis apareció en 217.

La conclusión del estudio indica que la reestenosis moderada ocurrió con más frecuencia después de la colocación de estent que después de la endarterectomía y aumentó el riesgo de accidente cerebrovascular ipsilateral en la población general. Los investigadores consideran que se necesita investigación adicional para determinar si el riesgo de accidente cerebrovascular mediado por la reestenosis difiere entre la colocación de estent y la endarterectomía.