Un test de saliva para identificar la malaria podría convertirse en la nueva herramienta diagnóstica para detectar esta enfermedad infecciosa. Según recoge EFE, esta prueba podría identificar mediante un rápido análisis de saliva a aquellas personas que albergan reservorios infecciosos del parásito de la malaria.

Este test de saliva para identificar la malaria está en fase de pruebas, según señala la agencia EFE. Gracias a esta herramienta no invasiva se podrían localizar nidos de parásitos, responsables de la mayor parte de las transmisiones de malaria en entornos de bajos recursos. Según recoge el estudio que evalúa dicho test, publicado en Science Translational Medicine, los reservorios albergan a los patógenos que causan enfermedades infecciosas.

Estos reservorios no infectan a su hospedador, pero se ocultan en su sangre y pueden extenderse a otros sujetos a través de las picaduras de mosquitos. Cada año, la malaria mata a 500 000 niños en el África subsahariana, recuerda EFE. El hecho de que muchos de los afectados no muestren síntomas dificulta la detección de la infección, afirman los investigadores.

Dingvin Tao, investigador principal, explica que se examinaron muestras de saliva de 12 niños con malaria subclínica. Los investigadores detectaron 35 marcadores de proteínas del parásito Plasmodium falciparum. Este parásito es responsable de la mayoría de las infecciones de malaria en los seres humanos.

De entre estos marcadores, los investigadores seleccionaron el denominado PSSP17 y diseñaron una prueba de diagnóstico capaz de detectar la proteína en muestras de saliva. El test de saliva para identificar la malaria diseñado por estos investigadores es capaz de detectar la enfermedad en un tiempo de 3 a 30 minutos.

Al aplicar esta prueba a 364 muestras, 100 de ellas fueron emparejadas con otras de sangre. Los investigadores encontraron que su técnica identificó adecuadamente a los portadores de parásitos subclínicos en comparación con los métodos habituales, más agresivos y que requieren de análisis de sangre.