El estudio, se publicará la revista Cell Transplantation, y podría ser especialmente eficaz para tratar la diabetes tipo 1. Los investigadores observaron que el estrés y las lesiones pueden provocar una pérdida del 70% de las células en las 72 horas posteriores al trasplante. Por este motivo, pensaron que la bilirrubina podría utilizarse como suplemento para inhibir la respuesta derivada del trasplante.

La bilirrubina, un antioxidante y citoprotector, ha mostrado buenos resultados en casos de sepsis y trasplantes de órganos. Sin embargo, este es el primer estudio que estudia el efecto de la bilirrubina como protector de islotes pancreáticos en relación a la respuesta inmune y las lesiones que originan la muerte celular.

La investigación también mostró que la bilirrubina puede suprimir la liberación de DAMP, alterar los estados de citocinas y macrófagos, lo que sugiere que el uso de este antioxidante puede proporcionar un método para mejorar los resultados después de trasplante de islotes.

Camilo Ricordi, médico del Instituto de Investigación de Diabetes de la Universidad de Miami asegura que “el uso de un compuesto antioxidante para combatir el rechazo inmune podría ser un método eficaz para la superación de obstáculos y avanzar en la terapia celular para la diabetes”.