Cardiólogos del Hospital Clínico San Carlos han aplicado la litoplastia coronaria, técnica coronaria basada en ondas de choque para combatir el calcio en las arterias coronarias, desmenuzando las placas de calcio acumuladas dentro de las arterias. Esta es la primera vez que se utiliza la litoplastia en España y permitirá la introducción de un estent para desobstruir las arterias, según informan desde el hospital.

Esta innovadora técnica se realiza desde el interior de la arteria a través de un catéter, y los especialistas aseguran que es sencilla y eficaz. Mediante un estent se introduce un balón en la arteria coronaria obstruida y produce ondas de choque transmitidas a la placa calcificada con una presión de 50 atmósferas en 2 microsegundos aproximadamente. Esta operación se hace entre unas 40-80 veces por procedimiento.

La litoplastia es muy similar a la litotricia usada para la fragmentación de cálculos renales que provocan los cólicos nefríticos. Esta técnica ya se usa en pacientes que tienen mucho calcio acumulado en las arterias coronarias, porque facilita la expansión más uniforme de la arteria obstruida por estenosis ya calcificada.

La intervención del clínico forma parte de un ensayo cínico, multicéntrico e internacional llamado Disrupt CAD II. En él, han colaborado 15 hospitales para valorar la importancia y utilidad de la litoplastia en pacientes con estenosis coronaria. El Clínico San Carlos es el único participante español por ser un referente en fisiología coronaria, imagen intracoronaria e intervencionismo coronario, según dicen ellos.

Diferencias con el tratamiento convencional

El tratamiento convencional para las placas de calcio es la aterectomía rotacional, consistente en usar una fresa cubierta por polvo de diamante que pulveriza la placa de ateroma y crea fragmentos que se dirigen al sistema circulatorio. Estos acceden a los vasos que componen la microcirculación sanguínea.

Con la litoplastia coronaria, estos fragmentos de calcio no se arrastran por el sistema circulatorio hacia los capilares y permanecen metidos en la pared arterial desmenuzados y blandos, lo que hace más sencilla la expansión del estent y hace que la arteria se comporte de un modo más normalizado.

Esta innovadora técnica permite tener 2 guías de angioplastia mientras dura el tratamiento, lo que ofrece seguridad a aquellos pacientes que tengan estenosis que afecte a las bifurcaciones de las arterias. El cúmulo de calcio es una de las consecuencias de la arteriosclerosis o del tratamiento de arterias con alto grado de calcificación, un problema añadido en los pacientes más mayores.