El potencial de las células CAR-T en el tratamiento de la LAL (leucemia aguda linfoblástica) se ha puesto de relieve durante la primera sesión científica realizada por la SEHH (Sociedad Española de Hematología y Hemoterapia) y la RANM (Real Academia Nacional de Medicina), titulada Leucemia aguda linfoblástica: de la terapéutica convencional a los tratamientos innovadores con células CAR-T.

En este encuentro, explica la SEHH en una nota de prensa, se ha destacado que en la actualidad “más del 95% de los niños con LAL consiguen remisiones completas, con un porcentaje de curaciones cercano al 90%”. Según aclara la sociedad científica, estos resultados no se obtienen en el adulto con leucemia aguda linfoblástica, puesto que hay una mayor frecuencia de factores pronósticos adversos.

El potencial de las células CAR-T es una de las novedades en el tratamiento de este tipo de leucemia, según han puesto de manifiesto los hematólogos reunidos en esta primera sesión clínica. La innovación de estas terapias consiste en el empleo de anticuerpos monoclonales anti-CD19, anti-CD20 o anti-CD22 y en la administración de células CAR-T. Estas células son linfocitos T modificados genéticamente para expresar receptores quiméricos contra antígenos de las células leucémicas.

El vicepresidente de la SEHH, Ramón García Sanz, ha destacado que los problemas de este tratamiento son la pérdida de las células CAR-T a largo plazo, además de los efectos adversos de neurotoxicidad y síndrome de liberación de citocinas. El potencial de las células CAR-T viene avalado por las cifras: se logran remisiones completas del 90% y una supervivencia libre de enfermedad del 67% a los 6 meses.

Un estudio publicado en The New England Journal of Medicine, realizado en 75 niños y adultos jóvenes con LAL en recaída mostró que una sola dosis de células CAR-T anti-CD19 permiten remitir la enfermedad un 81%, una supervivencia libre de eventos del 73% y una supervivencia global a los 6 meses del 90%, indica la nota de prensa de la SEHH.

Hasta ahora, la FDA (Food and Drugs Administration) ha aprobado esta terapia para pacientes adolescentes y adultos jóvenes con leucemia aguda linfoblástica. Está previsto que la EMA (Agencia Europea del Medicamento) tramite su aprobación con la misma indicación. En el caso de los adultos con LAL, esta terapia no está aprobada porque la experiencia clínica es más limitada en este grupo de edad.