En los últimos años, se han realizado líneas de investigación para comprobar la capacidad regenerativa de las células madre intrauterinas y las propiedades del líquido resultante del cultivo de células intrauterinas in vitro (denominado “medio acondicionado”) como antiinflamatorio ocular y regenerativo de córneas.

Las células madre intrauterinas segregan sustancias cuando se cultivan in vitro. El líquido resultante puede utilizarse a las 48 horas o convertirse en polvo (liofilizarse) para que conserve sus propiedades durante más tiempo.

El uso tópico, utilizado en animales (ratas y conejos) afectados de uveítis, ha sido positivo en un 90% de los casos, sin los efectos secundarios del tratamiento convencional con corticoides, tal y como declaran los investigadores del estudio.

La uveítis engloba un gran número de enfermedades inflamatorias de diferente etiología, que se detectan en 100 de cada 100.000 habitantes y que representa entre el 15% y el 20% de las causas de ceguera en los países desarrollados. Los investigadores sugieren que este avance podría suponer una alternativa al tratamiento actual con dexametasona, el corticoide antiinflamatorio de mayor eficacia reconocida.