Los distribuidores alimentarios, como los supermercados, las panaderías o las pastelerías, no cumplen con el protocolo que evita la contaminación cruzada para evitar que ciertos productos entren en contacto con un alérgeno de manera involuntaria, lo que pondría en riesgo la salud de las personas que padecen alergias. Esa es la principal conclusión de un análisis realizado por la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU).

El estudio se llevó a cabo en 80 distribuidores alimentarios de Barcelona, Bilbao, Madrid y Sevilla, según ha informado la entidad en un comunicado. Solo en el 20% de los locales visitados se evitó correctamente el riesgo de contaminación cruzada, en referencia a los casos en los que un producto no incluye un alérgeno pero que puede contener trazas al ser envasado o entregado al cliente final.

Es “fácil” que la contaminación cruzada se produzca en algunos alimentos, especialmente, en los que se distribuyen a granel, tal y como indica la OCU. Según dichos análisis, 62 de 80 de los distribuidores alimentarios analizados “no cumplieron con las normas mínimas para garantizar” que no estuvieran en contacto los productos, a pesar de que se les alertara de que se trataba de productos no aptos para personas alérgicas.

Ante esta situación y las “deficiencias” observadas en los establecimientos, la OCU ha denunciado la necesidad de impartir “más formación al personal” y a los profesionales sanitarios encargados de trasladárselo, concretamente, los alergólogos. El 97% de los vendedores solo informa verbalmente y únicamente el 26% lo hace leyendo la lista de ingredientes de la ficha del alimento”, han recalcado desde la organización.

Según han señalado sus homólogos portugueses, belgas e italianos la intención es “enviar una petición a la Comisión Europea para pedir la puesta en marcha de un protocolo para informar a los consumidores sobre la posible contaminación cruzada o no intencionada en alimentos que causan alergias o intolerancias”, en la que se emplee “una redacción uniforme” para evitar el riesgo de anafilaxia en los pacientes alérgicos.