Médicos de urgencias han actualizado sus conocimientos para la prevención del ictus gracias al curso prevICTUS: tromboprofilaxis del ictus en la FA, soluciones prácticas para el servicio de urgencias. Una visión multidisciplinar, celebrado con el aval de la SEMES (Sociedad Española de Medicina de Urgencias y Emergencias).

Este curso ha reunido a médicos de urgencias, cardiólogos, hematólogos y neurólogos de las diferentes comunidades autónomas con el objetivo de mejorar la formación y garantizar una atención de calidad a estos pacientes. Tal y como destacan los organizadores en una nota de prensa, el curso busca actualizar el conocimiento sobre el abordaje de la FA (fibrilación auricular), la prevención del ictus y las últimas novedades en anticoagulantes.

Tal y como indican en la nota de prensa, la FA es la arritmia cardiaca más común. Esta patología afecta al 4,4% de la población española mayor de 40 años, es decir, más de un millón de pacientes. El principal riesgo de la FA es el ictus, de ahí la importancia de que los médicos de urgencias actualicen sus conocimientos en el abordaje de esta enfermedad. La embolia sistemática es otro de los riesgos asociados al accidente cerebrovascular.

Durante 2 jornadas los médicos de urgencias han tratado aspectos como la estratificación del riesgo de tromboembolia y hemorragia, las novedades en el tratamiento anticoagulante y el manejo práctico de los anticoagulantes orales de acción directa. En el encuentro los asistentes han intercambiado experiencias sobre el mejor funcionamiento de los servicios de urgencias, en ámbitos como la prescripción de anticoagulación o el control de las complicaciones de este tipo de tratamientos.

El médico de urgencias y coordinador del curso, Alfonso Martín Martínez, ha explicado que la introducción de los anticoagulantes orales de acción directa en los servicios de urgencias ha hecho posible acortar el periodo para el acceso a una anticoagulación eficaz. “Son los fármacos más efectivos”, ha añadido, “ya que contribuyen a reducir la tasa de eventos de tromboembolia que motiven ingresos en urgencias”.