Investigadores del Centro Médico Universitario de Leiden (Países Bajos) han concluido que los pacientes con cáncer tienen un mayor riesgo de padecer trombosis venosa; sobre todo durante los primeros meses tras el diagnóstico y en presencia de metástasis a distancia. El trabajo, que publica la revista JAMA, sugiere también un riesgo mayor entre los portadores del factor V Leiden y de la mutación G20210A del gen de la protrombina.

“La trombosis venosa es una complicación frecuente en pacientes con cáncer, lo que lleva a una morbilidad adicional y compromete la calidad de vida”, explican los autores que, en este contexto, se propusieron identificar a los individuos con cáncer y mayor riesgo trombótico para evaluar los diferentes sitios tumorales, la presencia de metástasis distantes y la presencia de mutaciones protrombóticas.

El estudio se basó en 2.131 controles y 3.220 pacientes (reclutados de 6 clínicas de anticoagulación) de entre 18 y 70 años de edad que hubiesen sufrido una primera trombosis venosa profunda en la pierna o una embolia pulmonar entre el 1 de marzo de 1999 y el 31 de mayo de 2002. Todos ellos tuvieron que informar, a través de un cuestionario, de los distintos factores de riesgo adquiridos para trombosis venosa.

Tal como muestra el estudio, pasados 3 meses tras la interrupción de la terapia anticoagulante, los científicos entrevistaron a pacientes y controles y tomaron muestras de sangre a partir de la cuales se aisló el ADN para determinar las mutaciones G20210A del gen de la protrombina y del factor V Leiden. Según informan los autores, el riesgo general de trombosis venosa se multiplicó por 7 en los pacientes con neoplasia maligna.

El riesgo era superior en pacientes con neoplasias malignas hematológicas, seguidos de cánceres de pulmón y gastrointestinales. Hallaron, así mismo, que el riesgo de trombosis venosa era mayor en los primeros meses tras el diagnóstico de malignidad y entre los pacientes con metástasis a distancia. El peligro de trombosis venosa resultó 12 veces mayor en los portadores de con mutaciones en comparación con los pacientes sin cáncer.