Reducir el uso de antibióticos

Con la intención de reducir el uso de antibióticos en las estancias hospitalarias, el Hospital Clínico Universitario de Valencia implantó el Programa de Optimización de Antibióticos (PROA). El programa se puso en marcha en 2016 y contempla una serie de medidas para mejorar el uso de antibióticos. El pasado año registró una disminución global del 25% en el número de dosis de antibióticos por estancia hospitalaria.

La resistencia de las bacterias a los antibióticos provoca un abuso de estos para contrarrestar esa resistencia. Consecuentemente, los antibióticos traen otros efectos secundarios como daños estomacales que no dejan de acrecentarse. En concreto, los objetivos del grupo PROA son el control del uso de antibióticos de amplio espectro, que son aquellos que presentan mayor capacidad para producir resistencias.

Clave para reducir el uso de antibióticos

En este caso, la disminución ha sido posible en aquellos servicios donde se dispone de prescripción electrónica. Tal y como han explicado los profesionales que forman parte del grupo, el programa se inició con la implantación de una serie de medidas en 2016. Sus primeros pasos fueron delimitar la duración de los tratamientos antibióticos a través de la prescripción electrónica.

De esta forma, el profesional sanitario debe reevaluar la necesidad de continuar con el tratamiento antibiótico pasado este periodo. Por lo tanto, se reduce el número de días innecesarios de tratamiento. Según el análisis de los datos de utilización de antibióticos del año 2018 la disminución global es del 25%. Estos resultados son comparando el número de dosis diarias ponderadas por estancia respecto a 2017, donde ya se había reducido el consumo.