Este manual analiza la disfunción endotelial como diana preferencial. José Sabán es el responsable de la Unidad de Endotelio y Medicina Cardiometabólica del Hospital Ramón y Cajal de Madrid, desde donde se ha coordinado este trabajo, que contiene 107 capítulos y en el que los cardiólogos Enrique Asín Cardiel y Francisco Fernández-Avilés han participado como coeditores.

Fuster recuerda que en el prólogo del primer volumen alertó de que, si no se emprendían "acciones preventivas excepcionales", la cifra de morbimortalidad cardiovascular aumentaría "y el tiempo me ha dado la razón", precisa ahora. "Vamos camino de 2020 y nada hace sospechar que la tendencia vaya a cambiar si no se modifican drásticamente los malos hábitos de nuestro actual estilo de vida y se optimizan los cuidados médicos".

Fuster subraya las aportaciones de este segundo volumen sobre el control global del riesgo cardiometabólico y resalta aspectos como el abordaje que hace del envejecimiento, las técnicas de imagen de última generación, las células madre, la medicina nuclear, la genética y los avances en ingeniería cardiovascular.

Sabán destaca en el libro el valor predictivo y preventivo de la medicina cardiometabólica y su capacidad para integrar en una misma línea de trabajo a internistas, cardiólogos, neurólogos, vasculares, endocrinos, genetistas y biólogos. El editor también acentúa que, en este trabajo, "el envejecimiento es abordado por primera vez como si fuera una enfermedad, con sus causas, mecanismos y llegado el caso, incluso su tratamiento y prevención".

La presentación de este libro, realizada en el hospital Ramón y Cajal, contó con la participación de Sabán, Asín Cardiel, presidente de honor de la Sociedad Española de Cardiología y coeditor, Manuel J. Castillo, catedrático de Fisiología Médica de la Universidad de Granada, y Ricardo L. Armentano, profesor y científico argentino.